conservation1.jpg

Hacer lo correcto

El lado social de Londolozi: una fuerza global para mejorar el mundo

 

La historia de Londolozi se cuenta a través de noches a la luz de las hogueras y suma más de 90 años. Auténtico y original, se le considera “El protector de todos los seres vivos”.

Declaración de la misión en 1926

“Demostrar la viabilidad económica de la vida salvaje y demostrar que ésta puede convivir con el hombre creando un beneficio mutuo”.

Sigue leyendo

Desde que la familia Varty fundó la Reserva Privada de Londolozi, en 1926, su misión ha sido trabajar sistemáticamente para crear un modelo de desarrollo de un estilo de conservación, centrándose en la mejora social, la protección de la vida salvaje y en mejores prácticas ecológicas. En este sentido, el modelo Londolozi fue fundamental para convertirse en una referencia dentro de la política de conservación y turismo del gobierno de Mandela.

El modelo Londolozi fue también el principio sobre el cual los inversores extranjeros de referencia se comprometieron con la “Conservation Corporation Africa” en 1992. Esta empresa, conocida ahora como &Beyond, continúa operando en África, India y Sudámerica bajo los mismos valores originales del modelo Londolozi. 

Más recientemente, desde el regreso de la familia Varty a las operaciones en 2007, el impacto de este modelo ha crecido exponencialmente al extender su misión original de 1926 a un frente más amplio. Los proyectos iniciados desde su vuelta se basan en su principio de liderazgo combinado con las tendencias futuras. En este sentido, Londolozi está muy avanzado en su plan para crear aldeas en armonía con la naturaleza, siendo respaldado por la tecnología más moderna y los nuevos sistemas de vida.

Visitar Londolozi es experimentar algo que va mucho más allá de los safaris. Las nuevas fronteras del modelo Londolozi incluyen emociones, pasión, participación y conciencia, con la creencia de que hay una creciente búsqueda en la conexión entre la naturaleza y los viajeros más exigentes del mundo. Londolozi está trabajando para comprender mejor estas necesidades y saber cómo satisfacerlas.

Como parte de su misión para mejorar el mundo, Londolozi ha sido el fundador y sustento económico de “Good Work Foundation”, estableciendo escuelas de capacitación en centros de aprendizaje en Mpumalanga, en la zona rural este de Sudáfrica. Este proyecto se ha llevado a cabo en asociación con las estructuras educativas formales del gobierno y está demostrando ser un modelo de aprendizaje extraordinariamente exitoso. Su constante expansión anual brinda acceso a educación de primer nivel para un creciente número de estudiantes en los paisajes rurales de Sudáfrica. Para el año 2020, junto a diversos socios como Sabi Sand, Londolozi será el espíritu fundador que permitirá a más de 26.500 estudiantes de las reservas vecinas la posibilidad de disfrutar de un aprendizaje digital avanzado.

Londolozi continúa, a través de sus invitados y otras influencias, siendo el catalizador de un cambio en la educación, teniendo como objetivo preparar a los estudiantes para las necesidades de una tercera revolución industrial, ya que los requisitos serán muy diferentes a los de hoy en día.

La conservación, desde sus inicios, ha sido un elemento central en el modelo de desarrollo de conservación para Londolozi. Este modelo ha inspirado a otros a crear centros y refugios similares para la vida salvaje, tanto en África como en otros continentes. Mientras que la narrativa popular tienda a creer que la conservación es solo un viaje de ida hacia la destrucción, una revisión más detallada sugiere que hay un número creciente de ejemplos donde los refugios seguros para especies en peligro de extinción se están estableciendo con éxito bajo los principios originales del modelo Londolozi ─cuidado de la tierra, cuidado de la gente, cuidado de la vida salvaje─.

La Reserva Phinda, en Zululandia, fue originalmente financiada por la familia Getty y es un gran ejemplo de éxito en la conservación de especies en peligro de extinción. Tanto el rinoceronte blanco como el negro se han desarrollado aquí con seguridad, mientras que la economía de las comunidades alrededor de la reserva ha mejorado significativamente. Estos ejemplos pueden verse a lo largo y ancho del mundo, como el Refugio Ecológico Caimán, en Brasil, que ha pasado de ser un rancho de ganado en Pantanal a convertirse en uno de los mejores lugares del mundo para ver jaguares salvajes. Este es el ejemplo de uno de los invitados que visitó Londolozi y que fue inspirado para trabajar en este sentido.

Desde Londolozi rendimos homenaje a muchos otros complejos de la industria que han realizado avances extraordinarios en la promoción de modelos duraderos de desarrollo de la conservación y que, de alguna manera, hacen referencia al plan original de Londolozi en 1926.

A medida que madure la democracia en Sudáfrica, seguiremos ofreciendo Londolozi como un modelo ante líderes gubernamentales, empresariales y comunitarios para considerar formas originales de avanzar en las fronteras de la vida salvaje, formando asociaciones que unan tierra, capital y formas que benefician a todos, a la vez que preservan los paisajes indígenas únicos de Sudáfrica.

En este sentido, Londolozi ha sido un espíritu inspirador en la promoción de la idea de un “Corredor de Vida Salvaje”, el cual uniría el majestuoso Parque Nacional Kruger con el cañón del río Blyde. El objetivo es que, a lo largo de este corredor, empresarios, propietarios y jóvenes se beneficien de las posibilidades que ofrece una próspera economía de la vida salvaje para los habitantes de la región. Esta visión se basa en el modelo de trabajo de Londolozi, que demuestra diariamente los beneficios sociales, económicos y ecológicos que surgen al asociarse con la naturaleza.

La importancia de la antigua sabiduría indígena ha sido honrada y respetada desde nuestra llegada en 1926. El seguimiento de los grandes felinos de África reside en el ADN de Londolozi, particularmente en lo que respecta a permitir a nuestros huéspedes disfrutar de una vista sin precedentes de ellos. En reconocimiento a la importancia de los sistemas antiguos de rastreo, Londolozi apoyó la creación de la Field Tracker Academy en asociación con Peace Parks Foundation. Esta academia ha estado operando en Londolozi desde 2010 y cuenta con más de 100 graduados, muchos de los cuales ahora tienen una carrera duradera dentro de la creciente industria de los guías de safari.

De hecho, en Londolozi, varios de estos graduados han ido evolucionando desde el rastreo hasta convertirse en guías y, más recientemente, han escalado estas habilidades a mercados globales. 

Conecte con Londolozi

Boletín

Descargar la aplicación